Cuernavaca Psicologo Terapia Individual, parejas y familiar
Psicologo Cuernavaca Psicoterapia

Algunas consideraciones que nos llevan a aceptar las situaciones difíciles de vida.

26 Jun 17 - 13:37

La aceptación es un proceso determinante para terminar el sufrimiento.

 
En la vida de todo ser humano se van presentando hechos, relaciones, personas, ante los cuales, nos apegamos, nos identificamos demasiado y por lo tanto sufrimos. Nos volvemos intransigentes con respecto a las cosas, los hechos y las personas que no son como nosotros quisiéramos que fueran. En algunos casos podemos efectuar un cambio externo, y es bueno hacerlo, en otras, cuando un cambio no es posible porque escapa de nuestro control y posibilidades, es importante hacer un proceso de aceptación, lo cual implica un cambio interno.
 
Estos procesos de aceptación ante lo inevitable van desde, por ejemplo: la muerte de un ser querido, una enfermedad incurable, un evento natural que escapa a nuestro control como un tornado, un terremoto; hasta algo tan simple como el hecho de que no puedo cambiar alguna característica de mis seres queridos que me desagrada profundamente.
 
La aceptación no es un proceso para validar los hechos, situaciones, relaciones y personas que calificamos como negativos, no es que me tenga que conformar, no es que tenga que tolerar, no es que deba de gustarme. Es que así es, ó, así fue, ó así será, y entonces sería saludable aprender a vivir con ello, sin frustración, sin enojo, sin dolor, con paz, con tranquilidad, con armonía y ¿Por qué no? Con felicidad.

A continuación, se describen algunas sugerencias que facilitan ese proceso de aceptación.

 
  1. No hay nada permanente. La naturaleza cambia continuamente, nosotros también cambiamos, nuestras relaciones cambian, es muy importante reconocer esa falta de permanencia, aceptar la llegada del cambio y enriquecerse con ese cambio. 
 
  1. Evita empantanarte. Cuando permanecemos intransigentes ante los cambios que suceden en nuestra vida (que no podemos controlar), nos atascamos, no fluimos, no arreglamos, no solucionamos. Debemos seguir adelante reconociendo que eso está fuera de nuestro control, permite que fluya y si se tiene que ir, se irá, si tiene que quedarse se quedará, de todos modos, no puedes hacer nada por detener ese cambio.
 
  1. Existen momentos en el tiempo donde es imposible hacer algo. El primero de ellos es el pasado, donde ya sucedieron las cosas, donde ya no podemos modificarlas o rectificarlas. El otro momento es el futuro, aun no existe y por lo tanto no sabemos qué va a suceder, a lo mucho podemos planificar, reconociendo que no tenemos el control absoluto de todo lo que pueda suceder. El momento donde podemos hacer algo, es ahora, aquí, en el presente, y el presente dura todo lo que vivimos, es nuestra verdadera vida.
 
  1. Mantén un grado de fe, confianza y esperanza. Debemos de confiar que tenemos las capacidades para salir adelante, que vamos a lograr trascender las adversidades que se nos vayan presentado en base a nuestro amplio conjunto de habilidades, capacidades y experiencias.
 
  1. A veces debes persistir, a veces debes soltar. Debemos persistir porque hay procesos que requieren de aprendizajes y paciencia, hasta ese momento en que aprendemos lo suficiente, las cosas fluyen armoniosamente. En otros casos cuando haya demasiadas cosas que no dependen de nosotros, de nuestros aprendizajes y que estorban nuestro desarrollo, es mejor soltar reconociendo que no siempre podemos tener el control de todo.
 
  1. Evita encapricharte con una solución que no funciona. Puede que en el pasado eso te sirvió, pero el día de hoy es diferente, necesitas hacer cosas diferentes, necesitas explotar tu creatividad, tus experiencias, las experiencias de otros para generar nuevas herramientas y soluciones.
 
  1. Las reacciones emocionales son transitorias, toda emoción si se le deja fluir saludablemente se transforma gradualmente en otro conjunto de emociones, este fluir emocional es muy rápido para algunas personas y muy lento para otras. Si acumulas tus emociones, si las niegas o si te quieres estacionar en ellas, lo único que vas a lograr es frustrarte y enfermarte.
 
En consulta con el psicólogo se acompaña a las personas para que hagan el proceso de estas sugerencias, estos son procesos en algunos casos muy difíciles y dolorosos ya que implican soltar sueños, ilusiones y expectativas no realistas. Para generar una realidad saludable que sea sostenible, disfrutable, en el presente y hacia el futuro.


Lugar Seguro Centro de Desarrollo Humano
Col. Analco. Cuernavaca, Mor.
 

Agregar un comentario

Tu nombre

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *