Cuernavaca Psicologo Terapia para parejas, familiar, infantil, individual
Psicologo Cuernavaca Psicoterapia

Saber fijar tus límites.

09 Nov 15 - 17:51

poner limites psicologoSaber fijar tus límites.
En ocasiones, por culpa, lástima o exceso de responsabilidad, cedes al deseo de los demás aun en contra de tus propios intereses.
Se da el chantaje emocional cuando una persona desarrolla comportamientos manipuladores para imponer su voluntad aun en contra de los deseos y necesidades del otro. La persona manipuladora se sirve de los puntos débiles de los demás –sentimiento de culpa, sentido de responsabilidad, temor a quedarse sólo, lástima, necesidad de que los demás se sientan felices…- utilizándolos a su favor. Lo peor del chantaje emocional es que establece relaciones no recíprocas, basadas en el someter-ceder, por lo que resultan muy destructivas. Para salir de sus redes puedes seguir los siguientes pasos:
 
  1. Mentalízate. Márcate el propósito de acabar con esa situación y prepárate para soportar las quejas, amenazas y malas caras de la otra persona, sin ceder a su chantaje.
  2. Gana tiempo para serenarte y reflexionar. No cedas en cuanto se te plantea la demanda. Puedes decir algo así: “Te contestaré cuando lo tenga decidido”. Ten en cuenta que el chantajista aumentará la presión y que tú habrás de mantener una postura firme.
  3. Los ingredientes mínimos necesarios para poner un límite son: estar tranquilo, poner el límite con firmeza y fuerza. El poner límites es un proceso reiterativo que debe hacerse desde la asertividad. La mayor parte de las veces el mismo límite se debe plantear varias veces, siempre con los ingredientes mencionados, es imprescindible que la otra persona entienda que se habla en serio.
  4.  Evitar engancharse con los anzuelos emocionales que la persona manipuladora lanza.

Conviértete en observador.
Mira la situación con cierta distancia, eso te permitirá evaluar con objetividad la demanda del otro y las ventajas e inconvenientes que te plantea.

Negocia a tu favor. Valora que parte de lo solicitado estas dispuesto a aceptar y cuál es conveniente rechazar.
Actúa con firmeza y no te justifiques. Tienes todo el derecho a negarte.

Procura llegar a un pacto en el que no haya vencedores ni vencidos sino que sea la relación la que salga ganando.
Muchas personas que sienten que los demás se aprovechan de ellos, que son buenos, que tienen “corazón de pollo” en general no saben poner límites.

En consulta con el psicólogo se ensayan las diferentes maneras de poner un límite, como negociar, como negarse y que se esconde a veces cuando la gente siente que no puede o que se le dificulta mucho poner límites.

Agregar un comentario

Tu nombre

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *